Pocos destinos turísticos pueden ofrecer opciones tan variadas como Brasil. Sus bellezas naturales, las maravillosas fiestas populares y las innumerables reservas ambientales protegidas son valiosos atractivos que llenan los ojos del turista extranjero a la hora de elegir un destino para sus vacaciones. No existe quien nunca haya oído hablar de Río de Janeiro, Carnaval, Amazonía o de las playas paradisíacas del País.